Tom Brady, el eterno ganador

Por Alejandro Martínez Olvera

Seis anillos de Súper Bowl y nueve apariciones en el súper domingo  parecerían suficiente para cualquier jugador de futbol americano profesional, pero no para el mariscal de campo con más seguidores y detractores de la historia. Tom Brady, llego al súper tazón con 41 años cumplidos y con un sinfín de records en sus espaldas, y ha declarado que va por más.

Tom y los patriotas llegaban de nuevo con posibilidades de triunfar pero sin un equipo arrollador como en años anteriores. Brady y el viejo lobo de mar Bill Belichick tienen un pacto con la victoria y así lo confirmaron en la edición número LIII del Súper Bowl al superar por marcador de 13-3 a los Carneros de Los Ángeles. Fue un juego sumamente defensivo, la única anotación cayó hasta el último cuarto y faltando siete minutos en el reloj. Resulto un juego muy estudiado por parte de los entrenadores de ambos equipos, pasaban los minutos y las ofensivas eran incapaces de hacerle daño a las defensivas. Pero Brady y compañía son expertos en todo tipo de escenario y fueron creando un donde el rival sintiera que por más parejo que estuviera el partido les sería imposible derrotar a la dinastía más dominante en la historia de la NFL. Los ultimo minutos fueron efímeros y dolorosos para los Carneros, nuevamente los patriotas vencían sin dejar lugar a dudas de que cuentan con la dupla más ganadora.

Brady ha declarado en un gran número de ocasiones que piensa jugar hasta los 45 años. Tom se ha convertido en un paradigma dentro del futbol americano, un deporte sumamente exigente física y mentalmente. Jugadores van y vienen y Brady sigue tan vigente como desde su debut. Él y los patriotas son un ejemplo de constancia, que lo refleja con números positivos y con títulos. Desde su primer anillo de Súper Bowl, Brady y Bill, han visto como se van los jugadores importantes a otras franquicias en busca de mejores salariales, sin embargo, la dupla se queda para planear como le van hacer para llegar al siguiente súper domingo. Se les ha cuestionado mucho sus formas, pero se les ha reconocido poco sus triunfos y la manera como deben sortear temporada a temporada los rivales que se arman con lo mejor de la agencia libre y las selecciones colegiales.

Brady podría retirarse tranquilamente y dejar su legado tal como está, sin embargo, y a pesar de las limitantes que ya muestra con el paso de los años, él quiere seguir escribiendo grandes hazañas y seguir ganando juegos, títulos y anillos. Tom ganó su sexto anillo y llego a su noveno juego de súper Bowl, y el único que parece que lo va detener es el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *