julio 27, 2021

Sumérgete en el azul maya de los cenotes de Yucatán

Para los amantes de la naturaleza y las actividades acuáticas, ¡Yucatán, es el lugar ideal!, ya que cuenta con una amplia variedad de atractivos de este tipo, una gran extensión de costa con playas casi vírgenes, manglares, ciénegas y charcas de sal, pero sólo aquí podrán encontrar una gran cantidad de una de las más hermosas maravillas naturales del mundo: los cenotes.

Al poseer un suelo de tierra caliza, por millones de años se ha filtrado agua por este y han dado pie a la formación de ríos subterráneos, muchos de estos conectados unos con otros formando una gran cadena. Por el paso de los años, muchas de las superficies de estos ríos han colapsado, formando grandes o pequeñas entradas a estos ríos, y es así como se da paso a la formación de cenotes.

Esta entidad tiene el mayor número de estos cuerpos de agua en México, con más de 3 mil registros, de los cuales, más de 100 cuentan con las condiciones necesarias para ser visitados por los turistas y actualmente se encuentran en un proceso de certificación por parte del gobierno estatal que avala no sólo las medidas de bioseguridad necesarias ante covid-19, sino el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad de la región. 

Cada cenote es diferente, ninguno es igual a otro y en cada uno de ellos destaca una gran belleza natural de aguas cristalinas, muchos de estos se encuentran rodeados de vegetación y vida silvestre, mientras que muchos otros existen bajo cavernas con rocas grabadas por el paso de los años, de estalactitas y caminos de piedra. En las profundidades del color azul maya de sus aguas, se esconden secretos inimaginables, lugares llenos de misticismo y de magia subacuática que sólo podrás observar si te sumerges en ellos para conocerlos. 

Para los mayas, desde la antigüedad, los cenotes representan escenarios de gran importancia, pues los consideran portales al mundo de los muertos conocido como Xibalbá o inframundo; creían que este mítico lugar donde moraban los dioses, los antepasados y demás seres sobrenaturales se ubicaba en el subsuelo y bajo el agua. 

La profundidad entre cada uno de estos cenotes es tal, que puedes, desde nadar con toda libertad, hasta poner a prueba tu valor al saltar desde una parte alta sin riesgo de golpearte con algo o incluso puedes bucear o practicar apnea. 

De hecho, en Yucatán existen escuelas e instituciones dedicadas a estas prácticas, en donde te puedes certificar y así lanzarte con seguridad a la aventura de explorar y asombrarte con la belleza oculta debajo de las aguas de los cenotes, como lo hizo recientemente el apneísta profesional Alejandro Lemus Nava que, en enero de este año, en el cenote Ucil del Municipio de Cenotillo, frente a jueces internacionales, rompió tres récords mundiales en modalidades distintas: Peso Variable y Peso Variable con Monoaleta en 94 y 83 metros de profundidad respectivamente y la modalidad Peso Constante, donde logró sumergirse hasta los 82 metros.

Alejandro es explorador pionero en los cenotes de México. Por primera vez en el 2003 se dio cuenta que los cenotes eran el lugar perfecto para entrenar este deporte y desde entonces dedica tiempo para explorarlos y tratar de concientizar a las distintas poblaciones en diferentes localidades hacia el cuidado de los mismos y se logra transmitir a las comunidades de los cenotes la importancia de mantener en las mejores condiciones posibles estos espacios únicos en el mundo. 

Este atleta mexicano, hidrobiólogo y explorador subacuático, organiza una competencia anual de Apnea en Cenotes: “Xibalba International Competition”, donde se recibe competidores de varios países. 

También da cursos de todos los niveles y forma instructores a través de Lemus Underwater School, en Valladolid, oriente de Yucatán. Está afiliado a las agencias más importantes del mundo y también es instructor de buceo con tanque y buceo en cueva.

Algunos de los cenotes que recomienda la escuela de buceo Poseidón para la práctica de apnea o buceo, son: 

CENOTE PAPAKAL (buceo). Se encuentra a 39 kilómetros de la ciudad de Mérida, en el municipio de Eknakán y forma parte del anillo de cenotes de Cuzamá. Se distingue por su gran caverna a la que se accede por una entada lateral Es un cenote cerrado y se encuentra dentro de una gruta.

CENOTE NOH MOZON (buceo y apnea). El “Gran Remolino” en lengua maya se encuentra 56 kilómetros de la ciudad de Mérida tomando la carretera Acanceh-Tecoh. Noh Mozon es poco conocido, es un cenote semi abierto con bóveda, con una altura de 9 metros sobre la superficie del agua, un diámetro de 30 metros y 45 metros de profundidad.

CENOTE NAH YA (apnea). Es un cenote increíble con un hermoso juego de luces, y se encuentra a 45 minutos de la ciudad de Mérida en auto, basta con dirigirte a la comisaría de Pixiah y seguir como si fueras a la hacienda Sabacchée, siguiendo su camino de terracería. Es de tipo semi abierto, y sus aguas azules son muy refrescantes en la época de calor. Se encuentra rodeado de naturaleza, y podemos practicar apnea y descender hasta 30 metros, por lo tanto, es un cenote para muchos niveles.

CENOTE SUHEM (Buceo y Apnea). Se ubica en el poblado de Pixiah, y es un cenote abierto con una profundidad que va desde 4 metros hasta los 48 metros en la zona más profunda. Se puede realizar buceo, snorkel, apnea o nado libre en sus cristalinas aguas con un tono jade con una temperatura de 25 grados centígrados prácticamente todo el año.    

CENOTE XPAKAY (Buceo y Apnea). Ubicado en el municipio de Tekit, es un hermoso cenote donde podemos realizar un buceo profundo de 35 metros y encontrar fósiles de erizos y algunos corales; también se puede practicar apnea hasta una profundidad de 30 metros. 

Otros cenotes recomendados para poder realizar apnea son: Cenote Calcuch en la comisaría de Sabacché; Cenote Uitzan, se encuentra en Chinkila, que alcanza una profundidad de hasta 60 metros; Cenote Sabak Ha, conocido como el más profundo de la península, ya que hasta la fecha se desconoce su profundidad, se localiza a 52 km al sur de Mérida, sobre la Carretera Mérida – Muna; el cenote Oxman, ubicado en Valladolid en el interior de la Hacienda San Lorenzo es otra de las muchas opciones para llevar a cabo estas prácticas. 

Es importante recordar que las prácticas de apnea y de buceo, deben realizarse siempre, bajo la supervisión de expertos en la materia, con los cuidados y medidas preventivas necesarias para evitar cualquier incidente. 

Artículos relacionados

El sector turístico de nuevo se encuentra ante en una situación adversa

– Alerta de gobierno norteamericano afectará a destinos turísticos de México Nuevamente el gobierno de Estados Unidos emitió una alerta para que sus ciudadanos  eviten viajar a los destinos turísticos de México por la emergencia sanitaria por Covid 19, esta decisión  agravaría más la situación de los negocios del sector, quienes antes de la pandemia […]