octubre 25, 2021

Óscar Pérez, el adiós de un gigante de la portería

Por: Alejandro Martínez Olvera

Se despidió de las canchas un histórico del futbol mexicano, Óscar Pérez Rojas, quien no solo será recordado por su apodo del “Conejo”, sino por su gran trayectoria a nivel de clubes y su paso por la selección nacional.

Óscar Pérez, era el último jugador activo de aquélla escudara que logro darle el último campeonato al Cruz Azul hace ya más de veinte años, y por tal motivo fue que la directiva celeste le brindo un homenaje en un partido oficial. El Conejo es un histórico de la máquina no solo por obtener el campeonato con los de la Noria, sino por el record de partidos jugados para la escuadra celeste. En la historia del Conejo con la Maquina no todo fue miel sobre hojuelas, ya que también le toco perder finales, además que algún día salió del club para nunca volver.

El Conejo fue uno de esos jugadores queridos por todos los aficionados y respetado por todos sus compañeros del gremio gracias al profesionalismo que siempre presento. Óscar fue un portero que siempre estuvo atento a las oportunidades y que siempre las aprovecho cuando se le presentaron. Cuándo le toco ser el portero de la selección nacional en el mundial de Corea –Japón 2002 lo hizo muy bien y respondió a la confianza que en su momento le brindo Javier Aguirre. Y fue el mismo Vasco quien para el mundial de Sudáfrica 2010 lo vuelve a colocar como portero titular del seleccionado azteca por encima de Guillermo Ochoa.

Su habilidad bajo los tres postes, su seguridad de manos y su gran resorte en las salidas eran su principal carta de presentación, sin embargo, durante su larga trayectoria también convirtió goles tanto con la selección nacional como con Cruz Azul y Pachuca.

Hablar de Óscar el Conejo Pérez, es hablar de profesionalismo y entrega por el fútbol. El Conejo es uno de los jugadores mexicanos con más participaciones en primera división y en juegos de fase final. Mantenerse activo durante un gran lapso no fue obra de la casualidad, sino del trabajo diario. La constancia a lo largo de su carrera fue muy importante, fue esta la razón de que muchas veces brincará a la cancha y le ganará la titularidad a sus compañeros porteros.

Se va de las canchas un histórico, pero es muy seguro que regrese a ellas, quizá ya no como jugador de cancha, pero si como un maestro dispuesto a preparar a los jóvenes porteros mexicanos, una posición que cada vez más ocupan arqueros extranjeros. Se va de las canchas, pero es momento que el futbol mexicano aproveche toda su experiencia acumulada.

Artículos relacionados

Diego regresa al país que lo vio Campeón del Mundo

Por Alejandro Martínez Olvera Diego Armando Maradona, llego a Sinaloa para colocar a la ciudad en el mapa del fútbol internacional. El argentino arribo a México para dirigir a los Dorados y de inmediato revoluciono la cobertura en la división de ascenso. Desde su llegada al aeropuerto hasta su primer entrenamiento ha tenido una cobertura […]

Campeonas que inspiran e invitan a soñar

La selección de EU logra su cuarta copa del mundo Son jugadoras que no solo buscan trascender dentro de la cancha sino también fuera de ella Por Alejandro Martínez Olvera Tetracampeonas del mundo y demostrando de inicio a fin porque son una potencia en el futbol femenil. La Selección de fútbol de los Estados Unidos […]