abril 18, 2021

Limitar o eliminar  el uso del glifosato afectará a los pequeños productores de los estados más pobres

El Ing. Luis Eduardo González Cepeda, presidente de la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos (UMFFAAC), explicó que  la industria de productores de agroquímicos ve con satisfacción la reapertura de la importación de glifosato resultado del reciente encuentro con autoridades de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Sin embargo, dijo que hay  preocupación que sea el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, (CONACYT), la dependencia responsable de emitir recomendaciones anuales a las autoridades competentes que les permitan sustentar, en su caso, la cantidad de glifosato que autorizarán a los particulares para su importación, como lo establece el decreto que entró en vigor el primero de enero del presente año.

González Cepeda,  precisó  que el país ya cuenta con dos instituciones de primer nivel especializadas en el sector agropecuario, INIFAP Y SENASICA, y que deberían de ser las responsables de llevar a cabo las investigaciones para encontrar una alternativa al glifosato más utilizado en el mundo, con más de 40 de años en el mercado y clasificado como no carcinogénico de acuerdo al Catálogo de Plaguicidas vigente publicado por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, COFEPRIS, dijo.

“Parece claro que hay funcionarios en diferentes áreas del gobierno federal que prefirieron encomendar al CONACYT la responsabilidad de encontrar alternativas al glifosato, quizás porque el INIFAP, una institución con reconocimiento internacional, ha reconocido que no hay, hasta ahora, alternativas al glifosato, y que no han encontrado evidencia sobre su impacto en la salud y medio ambiente”.

Asimismo,  exhortó a la titular del CONACYT, Dra. María Elena Álvarez-Buylla, a que emita la convocatoria para realizar los estudios que implica el gran desafío de encontrar alternativas al glifosato ya que el decreto establece que el CONACYT podrá invitar a grupos organizados de productores agrícolas, a la industria de agroquímicos, a las organizaciones de productores de bio-insumos e insumos agrícolas orgánicos para que participen en el diseño, promoción o implementación de las alternativas, explicó

Eduardo González, insistió en la disposición de la industria de protección de cultivos para colaborar con el gobierno federal para impulsar políticas públicas integrales que permitan fortalecer los marcos regulatorios vigentes, así como combatir, con mayor firmeza, el comercio ilegal y no regulado de fitosanitarios que afectan a los agricultores, a la industria y que además genera múltiples riesgos para la salud humana, cultivos y medio ambiente.

El líder de la UMFFAAC también recordó que el glifosato se utiliza en un 60 por ciento en los cultivos de maíz y que 10 estados del país contribuyen con el 80 por ciento de la producción de ese grano esencial para la alimentación de los mexicanos, “limitar o eliminar su uso afectará a los estados más pobres, porque la eliminación de glifosato producirá un aumento en los costos de producción hasta en un 300 por ciento por hectárea y se reduciría la producción de alimentos entre un 20 y 40 por ciento, afectando especialmente a los pequeños productores de los estados más pobres del país”, concluyó.

Artículos relacionados

Las esferas de la navidad

El origen de las esferas navideñas se remonta a la Edad Media. El color que seleccionamos para las esferas representa una oración distinta. La llegada a México de esta celebración inicia en el siglo XVII. Diversos adornos se han posado sobre las ramas de los pinos de navidad; moños, muñecos, golosinas… frutos de la creatividad, […]