mayo 6, 2021

Editorial

Tal parece que  está llegando al final de la negociación del T-MEC. Legisladores demócratas han resuelto las demandas del texto original, y prácticamente ya es un hecho.

México se comprometió a una reforma laboral que garantizara los derechos de los trabajadores, pero nunca aparecieron  las reglas para garantizar el outsourcing, de permitirlo o prohibirlo.

Por eso el outsourcing debe comprenderse como un componente vital para la buena operación de las empresas, sobre todo las empresas globalizadas.

No es casualidad la visita del representante de agricultura de Estados Unidos Sonny Perdue a México, en una reunión bilateral con el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural Víctor Villalobos, en la que reafirmaron su compromiso a favor del fortalecimiento de una relación comercial complementaria y con beneficios para los productores de ambos países.

Artículos relacionados

Industrias al yugo del berrinche

Durante los últimos días, los usuarios de la marca de teléfonos chinos Huawei padecieron de una etapa de terror psicológico. Luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le ocasionara un bloqueo que generó una restricción de comercio con compañías norteamericanas. Huawei, que está posicionada como la tercer empresa más importante del […]