octubre 25, 2021

Editorial – Febrero 2021

La reciente reforma a la ley del sector eléctrico promovida por el presidente, Andrés Manuel López   Obrador (AMLO), ha generado una serie de controversias que van desde el rechazo por considerar que volverá al país a la época del carbón hasta calificarla de abusiva y electorera.

En estados Unidos, también ha sido duramente criticada al juzgarla de profundamente preocupante  pues representa un incumplimiento de los compromisos asumidos por el gobierno de AMLO asumidos con la firma del Acuerdo Comercial para América del Norte (T-MEC).

López Obrador argumenta en su defensa que esta iniciativa busca regresar al pueblo las ventajas de pagar menos por el servicio, pues en anteriores administraciones representó una burla para los mexicanos que cada año gastaban más de sus ingresos por la paga del suministro.

Antes, asegura, “los de mero arriba” se llevaban todas las ganancias, había abusos y quien pagaba los lujos de ellos era el pueblo, y ya no va a ser así.

Hay quienes aseguran que la propuesta de del gobierno federal socavaría la confianza de los inversionistas extranjeros mientras que México sale de su peor contracción económica desde la Gran Depresión en 1929.

Así las cosas, en el vecino país del norte afirman que los cambios propuestos por López Obrador abrirán la puerta para el restablecimiento de un monopolio en el sector eléctrico y contravendrían los compromisos de México bajo el T-MEC.

El presidente ha sido duro en las críticas a las reformas estructurales – entre las que se encuentra la reforma energética-, realizadas por el ex presidente Enrique Peña Nieto al argumentar que esta se inclina a favor de las empresas privadas.

Representantes del gobierno aseguran que las modificaciones de AMLO buscan dar preferencia a la Compañía Federal de Electricidad (CFE) en el suministro del producto a la red y eliminar la obligación de la empresa de comprar electricidad mediante subastas.

En México, el Concejo Coordinador Empresarial (CCE)  afirma que los cambios propuestos equivalen a una expropiación indirecta.

Especialistas en la materia afirman que mientras el gobierno argumenta que no se trata de monopolizar el servicio, lo que realmente sucederá es un regreso inminente a otras épocas.

Esta iniciativa presentada de manera preferente, pretende establecer como obligación los límites a la generación de electricidad privada y establecer condiciones para la dominancia de mercado por parte de la CFE.

Los expertos señalan que entre los cambios más relevantes de esta iniciativa está el orden de despacho de energía eléctrica que obligaría al Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) a no ponderar el uso de energía más barata por nodo, sino en primer lugar el uso de energía de las hidroeléctricas de la CFE, seguida por la que se genera en otras plantas de la paraestatal, dejando de al final las energías generadas a partir de fuentes renovables, afirma Alto Nivel.

El rechazo a esta propuesta se basa en que pretende regresar a Compañía de Luz y Fuerza a su papel de monopolio con las deficiencias y vicios en detrimento del servicio y de los precios.

En defensa de la propuesta presidencial, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, asegura que la propuesta del gobierno federal busca liberar a CFE de la obligación empresa tener que comprar electricidad aunque no la necesite.

Artículos relacionados

Dale vida a tu ofrenda en este día de muertos

Ya se acerca el día de muertos y conforme el tiempo pasa, es mucho más importante enseñarles a nuestros pequeños la importancia de nuestras tradiciones, lo que significa la ofrenda de día de muertos, y por qué, aunque Halloween les guste mucho, es importarte darle un lugar especial a la tradicional ofrenda.   Para poder […]

CALAVERAS

Comité Técnico de CEDACDMX CARTÓN- 1 La muerte está rondando en la Central más grande del mundo Comité Técnico a modo de un gobierno que se va a ultramundo. Viene la muerte a poner orden aunque ya todo se lo acabaron Dejando un desmadre y desorden finalmente se beneficiaron. En su lapida reza Maldita la […]