abril 14, 2021

BASF implementa su programa Cotton Club para impulsar al mercado del algodón en el norte del país

BASF, empresa que a través de la ciencia y la tecnología crea química para fomentar un futuro más sustentable, abre sus puertas a agricultores mexicanos, así como a proveedores, distribuidores y a la industria algodonera a través del programa BASF Cotton Club.

El algodón ha sido utilizado en la fabricación de millones de productos alrededor del mundo, debido a su composición y propiedades únicas. Sin embargo, su cultivo convencional no es tarea fácil. Éste, depende en gran medida del uso de productos de protección de cultivos y de gran cantidad de riego. Estos requerimientos han elevado sustancialmente los costos de producción y por ende, disminuido su rentabilidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A raíz de esto, en el año 1996, México retomó la siembra del algodón. De acuerdo con Gerardo González, gerente del negocio de Semillas de Algodón de BASF para México, “gracias a mejores semillas de algodón, el rendimiento promedio de su fibra ha aumentado en un 64% desde hace más de 20 años. Igualmente, desde que se empezaron a usar semillas mejoradas, se han dejado de liberar más de 2 mil toneladas del ingrediente activo de los insecticidas al medio ambiente y ha habido una reducción importante en el consumo de agua de riego. Esto ha sido posible gracias al desarrollo e innovación en la mejora de las semillas”.

A través de este programa, BASF busca proporcionar recompensas y beneficios exclusivos a los principales agricultores, tales como primicias de productos y tecnologías, nuevos lanzamientos, acceso a promociones especiales y asesoría especializada.”

“Para BASF, el mercado del algodón en México es sumamente importante. México ocupa el 9° lugar de producción algodonera a nivel mundial, generando más de 8 millones de empleos directos y más de 12 millones de empleos indirectos, siendo Chihuahua el mayor estado productor de algodón del país”, puntualizó González.

El evento BASF Cotton Club se lleva a cabo en Chihuahua desde hace 9 años, lo que confirma el compromiso de la compañía por apoyar el campo mexicano y el cultivo del algodón.

Artículos relacionados

Edificios inteligentes, el cableado es la clave

R&M (Reichle & De-Massari), crea la estructura nerviosa para edificios inteligentes R&M (Reichle & De-Massari), el desarrollador y proveedor globalmente activo de sistemas de cableado para infraestructuras de red de alta calidad, con sede en Wetzikon, Suiza, está analizando el futuro de la automatización de edificios. Los edificios inteligentes sólo pueden ser inteligentes si todos los órganos […]