El objetivo es que las pequeñas y pequeños productores incrementen la producción de alimentos, aplicando criterios de productividad, rentabilidad y sustentabilidad de los recursos, en particular, en los estratos de menor desarrollo relativo de zonas rurales y periurbanas.

El Programa de Apoyo a Pequeños Productores, en esta administración dio prioridad a los siguientes componentes:

a) Atención a siniestros agropecuarios en donde, por primera vez, se implementó el apoyo individual para que pequeños productores agrícolas, contraten de manera directa esquemas de aseguramiento.

  • La cobertura alcanzada es de 460 mil hectáreas de 59 mil productores.

b) Proyecto de Seguridad Alimentaria para Zonas Rurales (PESA), tan sólo en el primer semestre de 2018 la inversión fue de más de 2, 500 millones de pesos.

  • Los apoyos se destinan a población en condición de pobreza y pobreza extrema para realizar actividades agropecuarias, acuícolas y piscícolas.

c) El campo en nuestras manos, en 2017 se ejercieron para este componente más de 1,100 millones de pesos en apoyo de 95,724 mujeres.

  • Del 1 de enero al 30 de junio de 2018, se apoyaron 10,275 paquetes productivos para el autoconsumo y 1,249 proyectos de producción primaria y agregación de valor.

El Programa de Apoyos a Pequeños Productores, inició operaciones en 2016, y para 2018 se ejecuta con 14 componentes y atiende el desequilibrio regional, las disparidades de niveles de producción y el bienestar de la población rural, sin duda, un logro de gran escala.